Perdida en la ciudad

Venezolana. Melancólica, nostálgica, incoherente, apasionada, dramática por excelencia, irónica, cursi... Demasiado vueltera para caber en este pedacito.